SIGLO XVII

Escudo Casa de Moctezuma
1606

  • Ampliación de la iglesia nueva.

1614

  • Visita de la Inquisición- Doctor don Pedro Hurtado de Gavira. La visita a Lapeça tuvo la siguiente causa:
  • Ysabel, moça de un mesón del lugar de Lapeça, termino de Guadix. Fue testificada por quatro testigos, dos varones y dos henbras, que los dos declaran como riñendo a la rea porque vivia mal, avía respondido "no hurte yo que estar amancebada no es pecado" y los otros dos deponen que reprehendiéndola porque tratava a mala parte con ciertos moços, respondió" no ande yo con los casados que con los moços no es pecado". Abiéndose remitido las testificaciones al Tribunal se acordó en él, que la rea pareciese personalmente y se hiciese su causa con ella siguiendo las audiencias y aunque se a buscado hasta ahora no a percido.

1624

  • Se amplía la nave de la iglesia desde el arco toral hasta la sacristía actual. La obra la realiza Francisco Marín, albañil de Guadix.

1630

  • 27 de diciembre, con motivo de la fiesta de los "Alcaldes Inocentes", se produce un altercado en el que acaba herido el cura Antonio Romo Jiménez. Esta celebración tenía el día de antes de los Santos Inocentes y en ella se subastaba las varas de la justicia de los alcaldes ordinarios de la villa. Durante unas horas los vecinos que ganaban la subasta, administraban la villa, mandando a los vecinos lo que se les ocurría con la advertencia de no pasarse. En este año, Pedro Moreno consiguió una de las varas, pero el alcalde legitimo intentó quitársela a él y a Andrés Carmona, el otro vecino ganador de la subasta, acusándolos de "haber movido pendencia dos veces". Pedro Moreno intentó refugiarse en la iglesia, siguiéndole mucha gente con armas blancas y palos. El cura, intentando mediar en el alboroto, para que se respetase la iglesia, resultó herido por Gabriel Ocón, que estaba con un cuchillo de monte golpeando sin distinguir a nadie.

1631

  • 6 de noviembre, Don Pedro Tesifón de Moctezuma, Conde de Moctezuma, biznieto del último emperador mejicano compró la villa de La Peza, convirtiéndola en señorío. Desde entonces pasó a llamarse Monterrosano de La Peza. Según consta en la escritura, D. Pedro Tesifón compró el lugar por un precio estimado a razón de 18.130 maravedíes por vecino o por 7.250 ducados por legua legal. Se ajustó el precio total a 3.626.000 maravedís, un total de 200 vecinos y una legua de término. El conde se comprometía a pagar esa cantidad de dos veces; la mitad en un plazo de tres años y la otra mitad, un año después. Al comprar la villa adquiría la jurisdicción civil y criminal, alta, baja, mero mixto imperio, penas de cama y de sangre, mostrencos y demás rentas jurisdiccionales.

1632

  • En octubre, con la recién llegada del conde, con motivo de las fiestas por la Virgen del Rosario, " se hicieron fiestas de procesión, comedias y danzas, y corrieron toros y hicieron otros regocijos como tiene y han tenido costumbre..."Los toros aquel año se hicieron aprovechando un solar destinado para la iglesia, y que a estaba consagrado como tal iglesia. A pesar del apercibimiento hecho por los eclesiásticos al Conde de que el sitio era lugar sagrado, y que incurría en excomunión si persistía en su propósito de hacer la corrida en el solar de la iglesia, los toros se hicieron y Moctezuma fue excomulgado.

1637

  • El 9 de diciembre, el Rey concede al conde la parte de monte de realengo que la Corona decía tener en el término. En respuesta a ello, los vecinos sacaron a relucir el Apeo, en el que estaban comprendidos todos los montes, y que demostraba que Felipe II había vendido a los vecinos las propiedades de los moriscos alzados, " y toda la demás hacienda que en dicho lugar y en su término pertenece y pueda pertenecer a su Majestad..." Se interpuso un pleito contra el conde en la Junta de Población de la Real Chancillería de Granada.
  • Muerto el Conde, un año más tarde, seguiría el litigio su esposa, Dª Jerónima Pórrez del Castillo, en nombre de sus hijos menores, Teresa y Diego Luis de Moctezuma.

1646

  • El 13 de abril, el Supremo Consejo de Castilla declaró el uso y aprovechamiento del monte, que no la propiedad, del común de los vecinos: "que los dichos condes don Diego y doña Teresa... no puedan venden ni prohibir a los dichos pobladores que ahora son y en adelante fueren en la dicha villa el uso y aprovechamiento de poder pastar con sus ganados la hierba y bellota del dicho monte, de cortar y sacar de el la leña verde que hubiere necesidad para los aperos de sus labranzas, fabricas y reparos de sus casas y de sus familias, sin por ello incurrir ni llevarles pena alguna, guardando los dichos vecinos pobladores en el uso de los dichos aprovechamientos las leyes del reino y ordenanzas que sobre ello hablan..."
  • En los informes de la Junta de Población del Reino, se decía de La Peza que era una población de más de cien vecinos " abundante en todo", destacando por su producción de seda y ganado.

1652

  • Dª Teresa de Moctezuma hizo una petición al Consejo e la Hacienda, para cobrar los retrasos de sus rentas americanas, en los censos de la villa. Los informes enviados por la Junta de Población del Reino presentan ante el Consejo una situación dramática. Una serie de accidentes climáticos habían arruinado la agricultura, base económica de esta tierra. Las heladas acabaron con los olivares y la producción de seda. LA sequía fue otro de los factores adversos, pues impidió labrar la tierra, salvándose aquellos terrenos que pudieron aprovechar la poca nieve de Sierra Nevada.
  • Otro de los informes, estima en ciento treinta los vecinos de la villa; los cuales " deben pagar cada año 390.000 maravedís, las dos terceras partes el día de Todos los Santos, y la otra tercia parte el día de San Juan de junio del año siguiente, todos juntos de mancomún y cada un por el todo" Todas las rentas de la gente de la villa estaban consignadas al pago de la gente de la guerra de la costa, la Alambra y los salarios del Marqués de Mondéjar y otros ministros. Aún así, debía 169.584 maravedís hasta 1650 y, a partir de esta fecha 390.000 maravedís cada año, lo cual tampoco se había cobrado.

1653

  • 22 de abril, Informe pedido por el Consejo de Hacienda al Presidente de la Junta de Población del Reino de Granada: "Estos lugares están a pique y no pueden pagar sus deudas y pueden despoblarse cesando la defensa. Se a elado y secado los olivares y los grandes bientos derribado muchas morales con que se criaba la seda que el fruto más principal de aquella tierra, los castaños y los más años no an cogido lo que an sembrado por no aber llovido ni nebado cosa considerable y la poca niebe que abía en la Sierra Nebada cuyas vertientes tocaban a el dicho marquesado la van llevando los ayres y desaciendola faltando a el tiempo que con la corriente se abían de regar las tierras y solo se regaban as más cercanas a la sierra y las demás se dejan por labrar y están yermas por aberlas sembrado algunos años y aberse perdido respecto de ser tierra que no regándose si deja de llober ocho días el verano se secan y pierden los panes y quedan destruydos los pobres que an sembrado y que con los grandes fríos se a elado la bellota, las encinas algunos años y la oruga tiene destruidos los arboles con que cesa la cria de los ganados y conserbación de ellos y que en particular por Junio del dicho año pasado hizo tan grave tempestad de ayres que dejó destruydos los lugares por aber arrancado la mayor parte de los morales quedando echas pedaços las ramas de los que quedaban qe en muchos años no se podía recuperar el daño que hiço y que el dicho censo perpetuo que me pagan es muy grande y mayor que el de los lugares circunbecinos".

1664

  • El Consejo de la Hacienda reclama a D. Diego Luis, segundo conde de Moctezuma, parte de la cantidad por la que su padre había comprado el señorío, o que demostrase haber pagado el importe establecido en la escriturad e venta. L conde se excusó diciendo que no tenía conocimiento de la deuda y que su padre no la mencionaba en el testamento. Como tampoco tenía el justificante de haber efectuado tal pago, suplicó que se le perdonase la deuda.
  • También en este año hay referencia a un pleito que Dª Ana María de León, viuda de D. Pedro de Quesada, dueño de los dos hornos de pan, interpone a varios vecinos que habían hecho en sus casa hornos particulares para cocer su pan, pero que también utilizaban numerosos vecinos pagando su renta correspondiente. Por esta razón, había tenido que cerrar uno de los hornos por los que ella pagaba censo perpetuo por a la iglesia de La Peza.

1693

  • Un año después de la muerte de la tercera condesa de Moctezuma, la villa de La Peza pasaba de nuevo a la Corona, por impago.