El Día de Todos los Santos, se vive como una pequeña fiesta. Después de las Fiestas Mayores del pueblo, a comienzos de Octubre, los habitantes de La Peza se dedican a preparar el cementerio, como recuerdo y respeto a sus familiares desaparecidos. Es una festividad de recogimiento y de familia. Para este día, los familiares se suelen reunir y pasar el día juntos: es un motivo más para el encuentro.

El cementerio se encuentra en las afueras del pueblo, en la zona que se denomina de Las Eras (realmente su nombre es Las Eras de la Decará). A él se llega por la Avenida Alcalde Carbonero o por la Cuesta de San Marcos (donde se encuentra la Ermita de este santo).

En los últimos años se ha adecentedo la zona y se ha creado un Tanatorio que está totalmente operativo para el uso de los vecinos que lo deseen.

También se está difundiendo, la noche anterior, la festividad de Halloween. Es una fiesta que viene de Estados Unidos, pero que está haciendose un hueco en nuestra localidad. Así los niños, disfrazados, recorren el pueblo en busca de Truco o Trato. Suelen ser noches largas de oscuridad (coinciden con el atraso de la hora) y de frío intenso. Que contrastan, a menudo, con los días soleados del 1 de Noviembre.

En estas fechas es costumbre el asar castañas, boniatos, pelar nueces... y, si las lluvias lo han permitido, disfrutar de las primeras setas de la temporada.

Después de la fiesta de los Santos, ya todo el mundo empieza a mirar la Navidad.